Take Off Your Grave Clothes

Lazarus was very sick so his sisters Martha and Mary sent word to Jesus. When he received the news, he did not leave the place he was right away. Instead, Jesus waited two more days. He knew what was going on; Jesus was aware of how bad Lazarus’ health was. But, why didn’t he go? Why did he choose to delay? He had a bigger plan, one that would touch the lives of many.

At his arrival Lazarus had been in the tomb for four days. Martha, who worried about many things, who perfectly planned everything (see Luke 10:38-42), said to Jesus “if you had been here, my brother would not have died.”

Jesus asked to take the stone away from the cave where Lazarus’ body laid. Martha said, “but, Lord.” Next Jesus prayed thanking the Father because He always hears. Then, he called in a loud voice: “Lazarus, come out!” And the man who was dead came out alive all wrapped around. Then Jesus commanded to take off his grave clothes and let him go.

When you have a need and cry out to Jesus to help you, do you expect him to answer right away? I know that I do. I want him to come to my rescue immediately, and when He delays, I get anxious, frustrated. Does He enjoy seeing us suffer? Absolutely not! God hears us when we call Him; He may answer immediately or may take some time, or He may simply say “no.” But he always answers. He may wants us to learn something we don’t know.

The answer that delays is the one that brings us to our knees. We depend on Him because there’s nothing else we can do. Our primary plan and our backup plan have not worked. So, what do we do? We seek Him through prayer and by reading His Word, and then follow His instructions.

The time has come, His time has come to glorify His name. It is time to take off your grave clothes!

Advertisements

¡Feliz Día de Reyes!

FullSizeRender

Cuando mis hijos eran pequeños, solíamos llevarlos a casa de sus abuelos paternos para recoger pasto para los camellos. Tradición que celebramos con gran alegría en Puerto Rico. Ellos salían con su abuelo a cortar el mejor pasto que encontraran. Al llegar a nuestra casa ponían el pasto en una caja de zapatos y la colocaban debajo de sus camas.

Al quedarse dormidos, mi esposo colocaba los regalos en el piso y regaba un poco el pasto, haciendo un camino desde la habitación de nuestros hijos en el segundo piso hasta llegar al piso de abajo, como señal de que los camellos habían subido hasta sus cuartos. Imaginen sus caritas de sorpresa al levantarse.

La tradición menciona a tres reyes magos (Gaspar, Melchor y Baltasar) por la cantidad de regalos que le ofrecieron al niño Jesús. La realidad es que no sabemos con exactitud cuántos sabios llegaron, lo importante fue que llegaron y nos dejaron su ejemplo de cómo debemos presentarnos ante el Rey Jesús. Mateo 2  relata este encuentro, y los versos 10 y 11 leen como sigue:

Al ver la estrella, se regocijaron mucho. Cuando entraron en la casa, vieron al niño con su madre María y, postrándose ante él, lo adoraron. Luego, abrieron sus tesoros y le ofrecieron oro, incienso y mirra (Mateo 2:10-11, RVC) https://www.biblegateway.com/passage/?search=Matt.2.10-Matt.2.11&version=RVC

Los sabios llegaron a la casa donde estaba el niño, no al pesebre como sucedió con los pastores. La travesía era bien distante y cuando al fin llegaron, el niño Jesús tendría aproximadamente dos años. Por esta razón fue que Herodes, quien temía que este rey de los judíos le quitara su trono, ordenó matar a los niños menores de dos años (ver Mateo 2:16).

https://www.biblegateway.com/passage/?search=Matt.2.16&version=RVC

Pero, volviendo al encuentro de los sabios con el rey de los judíos, dice la Biblia que se regocijaron mucho. La estrella era la señal visible que Dios les había dado para guiarlos al lugar donde tenían que llegar. Luego se postraronadoraron a Jesús en un acto de reverencia, reconocimiento y admiración, y abrieron sus tesoros para ofrecerle sus regalos valiosos.

Este Día de Reyes que celebramos hoy te invito a presentarnos ante Dios con regocijo, pues su palabra que es lámpara a nuestros pies y luz a nuestro camino nos señala el lugar de su voluntad para nosotros. Acerquémonos a Él en reverencia, reconocimiento y admiración por quién es Él, no por lo que nos pueda dar, y abramos el tesoro de nuestro corazón para ofrecérselo a Aquel quien nos ama y nunca nos abandona. ¡Qué regalo más hermoso que un corazón rendido a Él!

¡Feliz Día de Reyes!

Clothing Donation

When my children were growing up I used to donate the clothes they had outgrown. I first checked them and asked myself, “If anyone would give me these clothes, would I take them?” Then I would wash them, press them, if necessary, so they looked nice, and bring them to the donation place.

Once, when I arrived to the place, instead of taking donations where they used to, they pointed me to a big container in the parking lot. I drove there and found many bags of clothes on the floor. Among the things I saw, there was a pair of sandals inside an opened box. I couldn’t believe my eyes; those sandals needed to be thrown away. I was so impressed and sad at the same time. How can people give away things like these.

When I got home, I told my husband about what I saw. His answer surprised me even more. He said, your donation was like Abel’s offering to God. When the brothers Cain and Abel presented their offering to God. The first one was careless and the second one was dedicated. You can read the story here: https://bible.com/111/gen.4.1-7.niv.

I’ve never seen this story the way my husband did. I felt very good because God was pleased with me.

Let’s treat others the way we want to be treated.

Prioridades, Prioridades

Soy una persona que comienza proyectos simultáneamente y se frustra cuando no los puede terminar. Pienso en la creación del mundo, como la Biblia la describe. Existe dos pensamientos o ideas  básicas acerca de cuánto tiempo Dios se tomó en crear el mundo: (1) cada día representaba un periodo de 24 horas y (2) cada día representaba un periodo indefinido (hasta millones de años).

Para lo que quiero compartir, tomaré el primer pensamiento como ejemplo. Cada día Dios se enfocó en una o dos cosas, y al final del día dijo que lo que había hecho era bueno. Me llama la atención la organización que tuvo Dios al crear el Universo. Él es Dios; pudo haberlo hecho todo en un momento, pero decidió hacerlo día a día. Se enfocó en un plan diario; cada día de la creación comenzó declarando lo que iba a hacer y luego puso manos a la obra, terminando cada día satisfecho por lo que había logrado. Luego de una semana ardua de trabajo, descansó y disfrutó su día.

Su ejemplo nos enseña a que debemos planificar, establecer prioridades y luego enfocarnos en completar los proyectos o asuntos que ameritan nuestra atención.

Sí, entiendo que en ocasiones tenemos mucho que hacer y nos abrumamos porque el tiempo no nos rinde. La realidad es que a todos se nos ha concedido 24 horas al día. Es nuestra responsabilidad usar esas 24 horas como mejor podamos, haciendo buen uso de ellas.

Dios se enfocó en su plan diario y terminó cada día satisfecho por lo que había logrado. E intencionalmente escogió un día para descansar y disfrutar. Si Él siendo Dios lo hizo así, cuanto más nosotros debemos seguir su ejemplo.

Lectura: Génesis 1:1-31; 2:1-3